EN INVIERNO, TONIFICA TU RIÑON

Una de las ideas principales de la Medicina Tradicional China (MTC) es que la buena salud proviene de vivir en armonía con el entorno. Se fundamenta en los ciclos naturales y cómo influyen en el cuerpo humano. Los cambios en el clima, las estaciones influyen en nuestra salud, esto es importante para cuidarnos, para nuestro bienestar, armonizando nuestro estilo de vida con las estaciones podeos sentirnos más sanos y prevenir las enfermedades.

Cada estación tiene un carácter distinto y trae consigo diferentes dolencias, estados de ánimo, e influyen en nuestra energía y órganos.

El invierno es el final de todas las estaciones, la culminación del Yin, las noches son más largas que los días, hay menos horas de luz solar, frío, viento y humedad.

La Medicina Tradicional China (MTC) nos enseña a vivir con las estaciones; según la teoría del Yin y Yang el invierno es la estación más Yin. Yin es la energía fría, oscura, lenta, introvertida, que se opone a la energía Yang del verano, calor, luz, rapidez, extroversión.

Desde el punto de vista de los cinco elementos o movimientos, el invierno corresponde con el Elemento Agua y los órganos relacionados son los Riñones y la Vejiga.

Los Riñones son los órganos que guardan la Energía Vital (Jing) más básica y fundamental de nuestro cuerpo, la energía innata o prenatal e adquirida postnatal, resistencia a las enfermedades y nuestra longevidad. El Jing, energía esencial, es la base material del metabolismo, se encarga de la reparación del cuerpo en caso de enfermedad, dirige el formidable potencial del organismo.

El riñón derecho alberga el Jing, energía esencial y la energía Yin; y en el izquierdo se encuentra nuestra energía Yang y el fuego de Mingmen, muy importante para todas las funciones que requieren de calor para su movimiento y transformación.

Curioso que el riñón tenga forma similar a la del embrión humano, que se desarrolla en un medio acuoso a través del cual se transmite el sonido.

El elemento que se asocia con el riñón es el agua, el principio fundamental de la vida. Y lo demuestra el hecho que el cuerpo humano está compuesto por un 75% de agua.

En el aspecto sensorial, el riñón comunica con las orejas, permitiendo el sentido del oído y la audición.

El riñón tiene la función de filtrar los líquidos impuros, separando la parte que envía al pulmón (ascenso de los líquidos) y la impura que es enviada a la vejiga.

La vida es cambio constante, los riñones nos dan la facultad de fluir, adaptarnos, de racionalidad, percepción clara, entendimiento, confianza, sabiduría, de fluir, adaptarnos, ser flexibles.

La emoción predominante de invierno en MTC es el miedo y también una actitud permanentemente temerosa ante la vida, el estrés, lo que nos provoca inseguridad, todo lo que nos inquieta, la negatividad constante, fobias, apegos, aferramientos, desesperación; estados persistentes pueden dañar la energía renal y provocar lesiones importantes. También lo que nos inquieta y desesperación e inseguridad, estados que se hacen persistentes cuando la energía del riñón es débil.

Si la mente es clara y el pensamiento, se elimina el miedo, se consigue la sabiduría.

Cuando la energía del riñón es fuerte, el Zhi, la expresión de la voluntad, voluntad de vivir. La compasión, el amor universal y la harmonía son cualidades del riñón.

Las funciones de riñón, se encarga de:

  • Conservar nuestra Esencia Vital.
  • Gestiona y en la circulación de los líquidos corporales.
  • Controlar la recepción de la respiración, el Qi respiratorio.
  • Gobernar e influye en los huesos y en la médula.
  • En el sistema nervioso.
  • La actividad de las glándulas suprarrenales.
  • Ser la morada de la voluntad, del Zhi.
  • La salud dental.
  • En la capacidad de llevar a cabo objetivos, si la energía del riñón es débil hay poca fuerza de voluntad y poca vitalidad.
  • El color de este elemento es el negro.
  • El sabor, el salado.

Si sufres de lumbalgia y te encuentras peor en invierno, acude a la Acupuntura para reforzar y dar energía al riñón. Patologías de oídos, debilidad lumbar y rodillas, orina clara y abundante, aversión al frío, edema, problemas de fertilidad, dolor menstrual, impotencia, diarrea, tendencia emocional miedosa,…

Aunque siempre hay que cuidar la energía de los riñones, en esta época especialmente, en invierno es buena estación para fortalecer la energía vital y salvaguardar el buen funcionamiento de los riñones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido !!!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad