LA EMOCIÓN, EL MIEDO

ZHI, LA FUERZA DE VOLUNTAD

Desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China

Según la Teoría de los Cinco Elementos es una de les leyes básicas de la Medicina Tradicional China (MTC), cada elemento rige un órgano y corresponde una emoción.

La teoría en la que se basa la MTC describe la salud como un equilibrio en la energía del cuerpo, energía vital o Qi, que es la base de los procesos fisiológicos y también en los procesos emocionales y mentales.

El Shen (corazón) tiene influencia sobre el Qi, cuando el Shen está equilibrado, los órganos y las vísceras están bien dirigidos por el corazón y desempeña sus funciones perfectamente.

Cada emoción está asociada con un órgano interno y cada emoción afecta de modo selectivo a varios órganos a la vez, además afecta por definición al corazón, puesto que es el órgano que alberga la mente (el Shen) y la mente es la que siente las emociones.

El corazón es el gran maestro, el órgano maestro de los cinco órganos Yin y los seis órganos Yang, cuando el corazón de agita también se agitan estos órganos.

En Medicina Tradicional China se entiende el cuerpo y la mente como una interconexión, cada órgano corresponde a la energía de una emoción en particular, y cada enfermedad tiene como raíz un desequilibrio en un órgano del cuerpo o en los meridianos (canales energéticos).

Tener respuestas emocionales es natural a lo que nos sucede en la vida, el problema surge cuando estas emociones son muy intensas, excesivas y/o sostenidas en el tiempo, si sobrepasa la capacidad de adaptación del organismo afectan a la circulación del Qi, a nuestra conciencia o Shen, al corazón y por consecuencia a los órganos, alteran nuestro ser, surge la enfermedad, la patología.

Todas las emociones afectan directamente a los órganos y todas al corazón que alberga y afecta a la mente.

EL MIEDO

Es la emoción que surge ante la amenaza de supervivencia.

El miedo nace de la ansiedad, inseguridad o traumas del pasado.

Puede ser un susto repentino o un estado crónico de estrés y ansiedad.

Cuando esta emoción adaptativa se vuelve crónica, causa un desequilibrio.

ZHI

Zhi es conocido como la fuerza de voluntad y es el aspecto psíquico del riñón.

Cuando tenemos vitalidad, una buena energía de riñón, abordamos las decisiones con ganas. La fuerza de voluntad se refleja en nuestra determinación y motivación.

El riñón es el órgano que representa la energía ancestral de la persona, es la energía más profunda y esencial que poseemos (Jing), son las baterías del cuerpo responsables de la esencia Jing almacena la sustancia basal, controla la reproducción, el crecimiento, el desarrollo, la regulación de la temperatura y el manejo de la energía diaria, regeneran la médula y el cerebro, transformar la sangre, controlar los líquidos, recibir el Qi, responsable de los huesos, los oídos…

El miedo agota el Qi de riñón. El riñón reserva la energía que nos da la adaptabilidad al estrés y a los cambios. Cuando estamos sometidos a situaciones causantes de miedo, el riñón, las glándulas suprarrenales segregan unas hormonas esteroideas, cortisol…

Cuando el riñón está débil los cambios o situaciones de estrés nos son más amenazantes. A largo plazo puede agotarse el Yin de riñón. Si el miedo es muy intenso puede consumirse el Yang de riñón, y aparecer canas, incontinencia…

Algunos problemas que genera son orinar frecuente o incontinencia, sudoración al dormir, memoria pobre, infertilidad, envejecimiento prematuro, canas, diarrea…

Cuando tenemos vitalidad una buena energía de riñón abordamos decisiones con ganas. La fuerza de voluntad se refleja en nuestra determinación y motivación.

Cuando la energía de riñón es débil no tomamos acción, actitud pasiva, impulso pobre, con poca iniciativa y miedo,  nos desanimamos se paraliza y evita la situación, abandonamos o cambiamos de objetivo ante cualquier contratiempo.

No afrontamos las cosas, con el escape y la evitación, poca constancia tolerancia, miedo, pánico, pesadillas y desequilibrios psicológicos. Si cuesta recuperarse se puede entrar en una depresión.

El riñón el elemento agua, la capacidad de reserva. Por ello el Zhi tiene una función de almacenar la memoria. El Jing nutre el cerebro.

El agua es flexible y moldeable, se adapta a cualquier terreno con el fin de llegar a su meta, también es persistente y poderosa y esta actitud es la que tenemos que tomar ante las circunstancias y dificultades que se presentan en la vida.

La relación entre Riñón (Zhi) y Corazón (Shen) es muy importante en el equilibrio de la persona.

Si la mente tiene los objetivos claros pero no la suficiente fuerza de voluntad, no avanza para materializarlos, y conseguir las metas y objetivos.

Estar en salud, equilibrio. Equilibrio emocional y armonía de las emociones. Armonía en nuestro corazón, cuidar nuestros pensamientos, actitudes y acciones. Si gestionas mal tus emociones sufres de una manera u otra, tu cuerpo tus órganos se verán afectados. Vivir una vida plena y equilibrada.

Somos responsables de cuidarnos a nosotros mismos. Ama y cuida tu cuerpo, equilibra y gestiona tus emociones. La Acupuntura puede ayudarte, aclara el pensamiento, calma la mente y el espíritu, a parte regenera, equilibra y llena de energía y vitalidad tu organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido !!!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad